Jadeos del bebé ¿Qué significan?

jadeos del bebe

Los bebés son el centro de la familia, todos le prodigan afecto y cuidados. Pero no solo cuidados y afectos es lo que necesitan: no es menos importante observarlos. Como ellos no pueden decirnos lo que sienten, son los padres los que pueden notar cualquier comportamiento extraño.

Uno de los aspectos al que se debe prestar especial atención es la respiración. El niño pequeño debe respirar pausada y rítmicamente, pues por lo general no se agita. En el caso de que comiencen a jadear significa que no están respirando bien.

 

Atención con la respiración

El jadeo es sinónimo de que el bebé no recibiendo el aire necesario. En muchos casos esto significa que el pequeño sufre de alguna enfermedad respiratoria. La causa más simple puede ser una gripe o resfriado. Este tipo de dolencias requieren un mínimo de atención para que se resuelvan sin complicaciones mayores.

Otra de las causas que originan el jadeo es la ingestión accidental de objetos. Cuando juegan, los bebés acostumbran a llevarse objetos a la boca. Si estos son pequeños o tienen piezas pequeñas pueden terminar en un lugar indebido. Ante este tipo de situaciones, es imprescindible acudir a servicios de emergencia y/o aplicarle técnicas de primeros auxilios, como la maniobra de Heimlich.

Si el jadeo viene acompañado de tos y fiebre es bien probable que la causa sea una infección. Las más comunes son la bronquiolitis y la neumonía. Ambas enfermedades requieren de atención médica especializada, pero sin requerir servicios de urgencia.

Otra de las causas que pueden provocar jadeos en los pequeños es el asma. Esta es una enfermedad crónica, es decir, dura toda la vida. En muchos casos el asma está relacionada con problemas alérgicos. Por ellos es necesario otra vez acudir a un médico para determinar los alérgenos que causan el asma.

Si bien en otras ocasiones muchas alarmas con los bebés no lo son tanto, los problemas relacionados con la respiración si conllevan una acción inmediata.