Las mejores películas para niños

peliculas para ninos

Introducir a tu niño en el mundo del cine es un momento espectacular. Ver cómo reacciona a los personajes, a los colores y a las historias en general se convierte, la mayoría de las veces, en una verdadera alegría.

Las películas para niños no son solo un entretenimiento sino que se convierten en un medio acertado de transmisión de valores.

 

Las temáticas apropiadas

Cada filme está pensado para un público diferente y las películas infantiles no son la excepción. En dependencia de la edad de tu niño, podrás seleccionar materiales que se enfoquen en el fomento de determinadas cualidades.

Para un niño pequeño lo mejor son películas que le llamen la atención por sus colores y diseño de personajes. Esto fomenta su imaginación, a la vez que lo divierte. Muchos filmes están pensados para que el niño participe de alguna manera en la historia que se cuenta, mediante adivinanzas, juegos que impliquen movimiento o preguntas.

Lo ideal es elegir películas que le muestren a tu niño sentimientos positivos. La importancia de la amistad y la perseverancia, la diferencia entre lo que está bien o mal y cómo la inteligencia puede vencer cualquier obstáculo son cualidades que muchas películas infantiles fomentan en nuestros pequeños. Es natural que en esta edad los niños busquen un patrón que imitar y los personajes de muchos animados se convierten, en nuestros días, en los verdaderos héroes de sus vidas.

 

Un momento en familia

Ir al cine o sentarse en la sala junto a tu familia a disfrutar de una buena película siempre es una opción perfecta para pasar tiempo con los más pequeños de casa. Elige una película que haya marcado tu niñez y compártela con tus hijos: verás cómo tus clásicos se convierten también en sus favoritos.

Recuerda que no importa cuándo haya sido filmada la película sino la historia que muestre. Y, si tienes la oportunidad de ver previamente el filme para decidir si es acertado para el niño, mejor. Las filmográficas clasifican las películas por edades, pero lo que es apropiado para todas las edades puede que no lo sea para tu bebé.